Los Comités Consultivos de Manejo Pesquero son articuladores de la participación ciudadana para el manejo pesquero

La participación social en la gobernanza pesquera es fundamental para la sostenibilidad de los recursos naturales

* Este artículo es producto de la colaboración entre Causa Natura y Environmental Defense Fund de México

Las pesquerías enfrentan constantes desafíos, obligando a productores y administradores a estar preparados. Entre estos se encuentran la variabilidad ambiental y el cambio climático, que pueden tener impactos negativos en los ecosistemas o stocks pesqueros, llegando a afectar a las economías locales y los modos de vida de las comunidades costeras, así como a la cadena de valor de las pesquerías.

Asimismo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) ha documentado que la pandemia provocada por el coronavirus (COVID-19) afectó la cadena de suministro de los productos alimenticios derivados de la pesca, desde la producción hasta el transporte, la distribución y venta (1). Para enfrentar estos y otros retos en las pesquerías, en donde el manejo pesquero juega un papel primordial, se requiere fortalecer la gobernanza. Es decir, que las soluciones y oportunidades puedan identificarse de manera conjunta, responsable e interactiva entre todas las partes interesadas en la producción, la cadena de valor y la sociedad civil organizada (2).

De acuerdo con los criterios clave de la sostenibilidad definidos por FAO, las pesquerías con un manejo pesquero exitoso tienen en común una gobernanza que es considerada como transparente por las partes interesadas, con una escala apropiada en la toma de decisiones para la pesquería y, en la cual, todos los actores involucrados se sienten representados. Este modelo de toma decisiones es la base de una “democracia participativa”, en la que el ciudadano afectado e interesado en los problemas públicos tiene el derecho de participar en la toma de decisiones para encontrar su solución.

En México, la gobernanza pesquera cuenta con diferentes espacios de participación ciudadana en donde diversos actores de la sociedad pueden expresar sus opiniones en torno a los grandes desafíos que enfrenta la pesca, e incluso participar en su manejo. Cada uno de estos espacios atienden problemas o asuntos de diferente escala y naturaleza.

En el Consejo Nacional de Pesca y Acuacultura se discuten los grandes ejes estratégicos que enmarcan las políticas pesqueras que se aplican en todo el país. De la misma manera, en los Consejos Estatales de Pesca y Acuacultura se definen los instrumentos de política para el aprovechamiento de los recursos pesqueros de un estado. Ambas figuras están reguladas por la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables (LGPAS) (3).

Adicionalmente, existen otros órganos colegiados que atienden asuntos más específicos del sector. Dentro de estos se encuentran el Subcomité de Pesca Responsable, el cual forma parte del Comité Consultivo Nacional de Normalización y está encargado de la elaboración de Normas Oficiales Mexicanas (NOM) en materia de pesca y acuacultura (4); los Comités Sistema Producto, mecanismos de coordinación de las cadenas productivas para la comercialización de pescados y mariscos (5); y los Comités de Sanidad Acuícola, mecanismos auxiliares del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasica) para coordinar acciones de prevención, diagnóstico y control de enfermedades en especies acuáticas (6).

Por otro lado, los Comités Consultivos de Manejo Pesquero tienen el objetivo de propiciar el desarrollo integral y sustentable de la pesca y la acuacultura de pesquerías o regiones específicas (7); están regulados por la LGPAS, en la que se establecen las bases para el ejercicio de las atribuciones que en materia corresponden a la federación y las entidades federativas, bajo el principio de concurrencia.

Finalmente, los Comités Náuticos y de Ordenamiento Pesquero, que fueron organizados específicamente para el estado de Yucatán, como órganos colegiados de consulta para cada una de las 15 principales localidades pesqueras del estado. En ellos participan los sectores productivos primarios del sector social y privado, así como los distintos órdenes de gobierno con injerencia en el sector pesquero. Estos Comités Náuticos, fueron establecidos, entre otras cosas, para coadyuvar en la implementación de acciones en materia pesquera en cada una de las localidades, así como para fomentar la participación social que contribuya al aprovechamiento sustentable de los recursos pesqueros (8).

 

Si bien, la ley habilita diversos espacios de participación ciudadana, no todos ellos tienen la función de promover el manejo compartido o co-manejo en la búsqueda de medidas y acciones innovadoras para el desarrollo sustentable de la pesca. Tal es el caso del Subcomité de Pesca Responsable, los Comités Sistema Producto y los Comités de Sanidad Acuícola, que atienden aspectos muy particulares de la pesca.

Por su parte, los Consejos Estatales de Pesca y Acuacultura Sustentables son espacios que, por su naturaleza, articulan las preocupaciones, opiniones y necesidades del sector productivo en cada uno de los estados donde se han instalado, para dar cauce a estas demandas, desde lo local hasta lo federal, por medio del Consejo Nacional de Pesca y Acuacultura. No obstante, estos espacios han sido, hasta ahora, subutilizados, ya sea porque muchos no han sido instalados, o bien, porque se encuentran inactivos. Apenas cinco de los trece Consejos Estatales de Pesca y Acuacultura Sustentables instalados sesionaron durante los años 2018 y 2019, mientras que el Consejo Nacional de Pesca y Acuacultura sesionó una sola vez (9).

Finalmente, los Comités Consultivos de Manejo Pesquero, son definidos por la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca) como órganos consultivos, cuyo objetivo es impulsar acciones orientadas al aprovechamiento sustentable, rentable y responsable del recurso o recursos, en una región determinada; fomentar el co-manejo y aportar información disponible, a través de la participación y cooperación activa de los gobiernos, sector productivo (ribereño, de mediana altura o ambos), instituciones de investigación y organizaciones de la sociedad civil (7).

La formalización y estructura de estos Comités es sólida, pues la Secretaría Ejecutiva es representada por la Conapesca; una o varias coordinaciones ejecutivas, representada(s) por las Secretarías de Pesca Estatales; y una Secretaría Técnica, representada por el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca). Por otro lado, las vocalías están representadas por los productores de las flotas de cada pesquería, así como por otras dependencias con incidencia dentro de la pesquería, la región en donde se desarrolla, o bien, las necesidades de atención a las problemáticas de cada pesquería.

Los Comités Consultivos de Manejo Pesquero han probado ser espacios que permiten el desarrollo de casos de éxito en el manejo pesquero:

  • En el Comité Consultivo de Manejo de la Pesquería de Curvina, en el Alto Golfo de California, se ha trabajado sobre los argumentos técnicos para el establecimiento de la cuota de captura anual, así como los requerimientos de coordinación para ejecutar el monitoreo administrativo de la temporada y las estrategias coadyuvantes para el desarrollo de la inspección y vigilancia.
  • En el Comité Consultivo de Manejo de la Pesquería de Merluza, se ha discutido sobre la importancia de contar con un padrón de usuarios definidos y un permiso específico de aprovechamiento de este recurso del Golfo de California.
  • En el Comité Consultivo de Manejo para la Pesquería de Mero, en Yucatán, se ha abordado la relevancia de actualizar sus instrumentos normativos, con el objetivo de eficientar las acciones de inspección y vigilancia, así como buscar soluciones para promover la recuperación del mero.

Los Comités Consultivos de Manejo Pesquero también fungen como un instrumento de evaluación de los planes de manejo pesquero e, idealmente, generan un plan de trabajo anual que permita el funcionamiento, operatividad, seguimiento a acuerdos y definición de responsabilidades de sus integrantes, o comisiones especiales creadas.

Cada comité consultivo aborda problemáticas identificadas para cada pesquería, sin embargo, se ha encontrado coincidencia en las temáticas abordadas: Ordenamiento, Biología y Ecología, Comercialización, Organización social, Sanidad e Inocuidad. Si bien, los integrantes de los comités consultivos son permisionarios con figuras físicas o morales, también existen comités que invitan a comercializadores a formar parte de la gobernanza de este organismo. También, representan el primer nivel en donde los pescadores y otros interesados en la pesquería discuten de primera mano problemáticas y posibles soluciones, sus acuerdos y propuestas, las cuales pueden ser colocadas en los Consejos Estatales de Pesca y Acuacultura, o directamente enviadas a las autoridades competentes.

La existencia de un Comité Consultivo en una pesquería fortalece el diálogo sobre las necesidades y problemáticas de la misma, al tiempo que permite identificar estrategias coordinadas para solucionarlas o mitigarlas. Al ser un foro de discusión de temas de interés, permite tomar decisiones consensuadas sobre asuntos que requieran la atención inmediata, que sean una prioridad para el manejo, o bien, que requieran de una medida adaptativa para hacer eficiente un proceso específico de la pesquería. De esta forma, el aprovechamiento responsable y sostenible de los recursos naturales estará respaldado y legitimado por una toma de decisiones representativa e incluyente.

Finalmente, es muy relevante considerar la importancia de los comités consultivos en el contexto de la política pública pesquera. Estos instrumentos permitirán sentar una base sólida para el fortalecimiento de la gobernanza de las pesquerías y, por ende, su sostenibilidad, sólo en la medida en que se logre su institucionalización en el marco normativo y en los diferentes planes y acciones de gobierno. De esa forma, su adopción estará adecuadamente sustentada y existirán los incentivos necesarios para que todos los participantes de la pesca utilicen y promuevan este modelo de gestión.


Notas, Citas

[1] FAO (2020). Cómo está afectando la COVID-19 a los sistemas alimentarios relacionados con la pesca y la acuicultura  Roma.

[2] FAO (2009). A fishery manager’s guidebook. Editado pro Kevern L. Cochrane y Serge M. Garcia. 518 pp.

[3] Diario Oficial de la Federación del 24 de julio de 2007. Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables.

[4] Diario Oficial de la Federación del 26 de noviembre de 2012. Reglas para la creación, integración, organización y operación del Comité Consultivo Nacional de Comercialización.

[5] Diario Oficial de la Federación del 7 de diciembre del 2001. Ley de Desarrollo Rural Sustentable.

[6] Conapesca (2021). Directorio de Comités de Sanidad Acuícola.

[7] Solicitud de información No. 081970002371.

[8] Gaceta Municipal (2015). Reglamento Interno del Comité Náutico y de Ordenamiento Pesquero Local de Progreso, Chicxulub, Chelem y Chuburna. Año I. No. 229. Sección 1.

[9] Causa Natura (2020). Índice de Participación Ciudadana en Pesca y Acuacultura.

#ComitésConsultivos #PoliticaPesquera

Salir de la versión móvil